diumenge, 10 de gener de 2010

Educació del caràcter

ESPECIAL PER A FAMÍLIES, EDUCADORES I EDUCADORS
José Antonio Marina, filòsof i educador conegut pels seus llibres i conferències sobre educació ha dirigit un projecte pedagògic per a col·laborar amb les famílies durant tot el procés eduatiu dels vostres fills i filles. Aquest projecte té com a lema "para educar a un niño, hace falta la tribu entera". S'imparteix una formació virtual la qual durarà tot el curs escolar 2009-10, i a la qual s'han matriculat un total de 2.000 famílies. La pròxima convocatòria s'obrirà en maig de 2010. Ací teniu l'adreça per accedir a ella.
Referent a aquest filòsof m'agradaria compartir amb vosaltres unes breus paraules del seu article aparegut en la Revista que rebem a l'escola: "Cuadernos de Pedagogía, nº 396", el qual té com a títol:
EDUCACIÓN DEL CARÁCTER, NÚCLEO DE LA PERSONALIDAD
Al hablar de personalidad conviene distinguir tres niveles. Hay una personalidad recibida, determinada genéticamente (temperamento, habilidades intelectuales básicas...). A partir de ella, mediante la experiencia y la educación, se va configurando la personalidad aprendida,, que es lo que llamamos carácter. Pero también hay una personalidad elegida: el proyecto de vida que cada uno hace desde su carácter y su circunstancia. Si no fuéramos libres, nuestra personalidad y nuestro crácter se confundirían, pero todos tenemos un margen de libertad que nos permite elegir metas diferentes.
Es el carácter, por tanto el que podemos y debemos educar en nuestros hijos, alumnos, ya que es un trabajo de la familia y la escuela.
Un aspecto fundamental para educar es la disciplina. Distinguimos dos niveles: la disciplina exterior, que es el cumplimiento de normas en una colectividad. Esta disciplina es imprescindible porque todos los grupos sociales necesitan un sistema normativo, que debe ser justo y eficaz (que colabore en el proceso de enseñanza).
La disciplina interior o autodisciplina es el modo en que un sujeto dirige su propia conducta y ello constituye la esencia de la autonomía personal. Se opone a la impulsividad y a la irresponsabilidad.
La autodisciplina forma parte del aprendizaje de la libertad, que es parte esencial de la educación. No es verdad que todos los seres humanos nazcan libres. En realidad todos nacemos absolutamente dependientes de nuestros padres y de nuestros impulsos, y poco a poco vamos adquiriendo mayor o menor suficiencia, mayor o menor libertad. Favorecer el proceso hacia la autonomía personal es uno de los objetivos de la educación, sea escolar, familiar o social. Esto supone ayudar a los alumnos para que adquieran los recursos intelectuales, afectivos, morales y de la voluntad necesarios para conducir bien su vida. Explicado con una fórmula sencilla sería:
Educación = instrucción(conocimientos y procedimientos intelectuales) + educación del carácter